HORNOS

www.hornos.es

Track gpx

(Descargar app Android)

Track kmz

(Descargar Google Earth)

Para tu reflexión:

La dureza del caminar se debe también a nuestras cargas…, ¡qué satisfacción sería poder vivir ligero de equipaje…! La humildad aligera, permite el encuentro…

“Más agrada a Dios una obra, por pequeña que sea, hecha en escondido, no teniendo voluntad de que se sepa, que mil hechas con gana de que la sepan los hombres; porque el que por purísimo amor obra por Dios, no solamente no se le da nada de que lo vean los hombres, pero ni lo hace porque lo sepa el mismo Dios; el cual, aunque lo hubiese de saber, no cesaría de hacerle los mismos servicios con la misma alegría y pureza de amor” Dichos de Luz y Amor, 20.

San Juan de la Cruz por estas tierras, meses de junio y julio de 1581:

Podemos imaginarlo vestido con su áspero hábito y sandalias, caminando y mirando las mismas siluetas en el paisaje que hoy vemos nosotros:

“Vida y Obras de San Juan de la Cruz”, Crisógono de Jesús O.C.D., Matías del Niño Jesús O.C.D. y Lucinio Ruano O.C.D., sexta edición BAC Madrid 1972, pp. 204 y 205:

“El día 16, jueves, se cierra el Capítulo (…) Fray Juan de la Cruz, tercer definidor y rector de Baeza, emprende con su socio el regreso a Andalucía.

Pocos meses, sin embargo, va a permanecer en el Colegio de Baeza. Primeramente hace un viaje a Caravaca, que ha sido silenciado por los historiadores. Es a últimos de junio de este mismo año de 1581. Va comisionado por el padre provincial para presidir la elección de cargos de las Descalzas (…) el 28 de junio ya está presidiendo las elecciones en el locutorio del conventillo de San José (…) Muchas de las monjas que intervienen y firman el acta nos dejarán interesantes declaraciones de episodios de la vida de fray Juan, oídos al mismo en las diferentes ocasiones que visitó este convento”.

Hornos. Subir…, bajar…, pero no cual “tío vivo” Sino experiencias frente a uno mismo, convertido en aliado.

En las alturas, lejos de temer al vértigo, fray Juan de la Cruz asegura nuestros pies al suelo. En sus “Dichos de Luz y Amor”, te recuerda…

16. ¡Oh dulcísimo amor de Dios, mal conocido! El que halló sus venas descansó.
23. El que de los apetitos no se deja llevar, volará ligero según el espíritu, como el ave a que no falta pluma.
35. Un solo pensamiento del hombre vale más que todo el mundo; por tanto, sólo Dios es digno de él. 36. Para lo insensible, lo que no sientes; para lo sensible, el sentido; y para el espíritu de Dios, el pensamiento.
114. El amor no consiste en sentir grandes cosas, sino en tener grande desnudez y padecer por el Amado.

Si deseas contactar con la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Hornos, su teléfono es: 953495053

 

Audio: tras de un amoroso lance

CANCION DEL ALMA ENAMORADA de San Juan de la Cruz:

Tu punto de partida ha de ser siempre tu necesidad más profunda, lo que siempre andas pidiendo y deseando.

Oración del alma enamorada. 26:

“Si todavía te acuerdas de mis pecados para no hacer lo que te ando pidiendo, haz en ellos, Dios mío, tu voluntad, que es lo que yo más quiero, y ejercita tu bondad y misericordia y serás conocido en ellos”

Tanto como lo que esperas tú del Señor, espera Él de ti. ¿Qué puede esperar de ti? ¿Qué obras piensas que puede esperar el Señor de ti: obras, actitudes, palabras?

“Y si es que esperas a mis obras para por ese medio concederme mi ruego, dámelas tú y óbramelas, y las penas que tú quisieras aceptar, y hágase. Y si a las obras mías no esperas, ¿qué esperas, clementísimo Señor mío?”

Sal fuera y gloríate en tu gloria, escóndete en ella y goza, y alcanzarás las peticiones de tu corazón. Sal fuera de tus deseos de corto alcance, sal de tu círculo de cortas expectativas a medio plazo y sin impulso, sal de tu corto plazo y de tu corto alcance. No reduzcas aún más el tamaño de tus esperanzas. Da alas a tu esperanza, porque esperanza de cielo tanto alcanza cuanto espera.

 

Tras de un amoroso lance

y no de esperanza falto

volé tan alto tan alto

que le di a la caza alcance.

 

Para que yo alcance diese

a aqueste lance divino

tanto volar me convino

que de vista me perdiese

y con todo en este trance

en el vuelo quedé falto

mas el amor fue tan alto

que le di a la caza alcance.

 

Cuanto más alto subía

deslumbróseme la vista

y la más fuerte conquista

en escuro se hacía

mas, por ser de amor el lance

di un ciego y oscuro salto

y fui tan alto tan alto

que le di a la caza alcance.

 

Cuanto más alto llegaba

de este lance tan subido

tanto más bajo y rendido

y abatido me hallaba

dije: No habrá quien alcance.

Abatíme tanto tanto

que fui tan alto tan alto

que le di a la caza alcance.

 

Por una extraña manera

mil vuelos pasé de un vuelo

porque esperanza de cielo

tanto alcanza cuanto espera

esperé solo este lance

y en esperar no fui falto

pues fui tan alto tan alto,

que le di a la caza alcance.

 


 

BEAS DE SEGURA – HORNOS

PONTONES – SANTIAGO