INTRODUCCIÓN GENERAL

A continuación, ofrecemos una visión general del “Camino de San Juan de la Cruz”, con una serie de recomendaciones que concluyen con una oración para comenzar a caminar…

Después, los diferentes itinerarios que proponemos, con una información general del paso de San Juan de la Cruz por ese espacio. A continuación, los lugares o tramos correspondientes a dicho itinerario y, en cada uno de estos, textos que nos pueden acompañar en nuestro caminar con San Juan de la Cruz. A veces, podremos también disponer de algún audiovisual.

Aportamos también el trazado por donde la ruta discurre, en formato gpx y fácilmente descargable en el teléfono. A veces puede ser necesario descargarse primero la app del Instituto Geográfico Nacional, también fácilmente localizable en cualquier navegador (o aquí) Si lo desea, también en wikiloc podrá encontrar las rutas en “Camino de San Juan de la Cruz” (aquí), así como visualizar los mismos en formato kmz, basta tener instalado el programa google earth y serán fácilmente visualizables desde el satélite.

Una vez visto el itinerario, el usuario podrá diseñar su ruta, enlazando los puntos que considere oportunos, así como el sentido de su trazado (casi todos los programas permiten la inversión de la ruta grabada)

Estos itinerarios podríamos llamarlos como “ruta vertebral del Camino de San Juan de la Cruz” puesto que parten de los estudios biográficos del santo transitando las vías que antaño existieran y recorriera el santo, respetando localidades y zonas. Obviamente han sido precisas adaptaciones motivadas por los cambios orográficos y de obra civil sucedidos en más de 400 años, a lo cual hay que añadir la conveniencia de que los terrenos sean de carácter público.

Este trabajo ha sido realizado sin ningún otro interés, contando también con el asesoramiento de expertos en senderismo y montañismo de las diferentes zonas, afincados además en las mismas. Dada la complejidad en la definición de las rutas, ofrecemos esta información con carácter plenamente orientativo y en base a nuestra experiencia, declinando toda responsabilidad derivada de su recorrido por aquellas personas que deseen utilizarlos.

Como quiera que los lugares y zonas presentan también ricas aportaciones paisajísticas, históricas, culturales, etc., remitimos a los usuarios a las informaciones más propias de ayuntamientos, asociaciones, etc. a fin de enriquecer su experiencia. Igualmente, por lo que se refiere a la información que pueda precisarse en relación con alojamientos, hostelería, servicios, etc., al comienzo de cada localidad incluimos un enlace del Ayuntamiento de la misma, en donde podrán efectuar consultas y las consiguientes derivaciones. También incluimos el teléfono de la Parroquia en donde poder contactar para los asuntos correspondientes.

Queremos advertir que recorrer estos caminos exige de una cierta aptitud física, por su dureza y a veces carácter de montaña, así como de los peligros que tales tipos de travesía encierran: presencia de insectos, reptiles, otros animales, caídas, lesiones, etc. y el estado en que se encuentren los caminos, siempre dependientes de las inclemencias del tiempo y agentes naturales (riadas, ventiscas, heladas, desprendimientos…). Recomendamos hacerlos siempre acompañados y, en lo posible, contar con un vehículo de apoyo que transite por las vías adecuadas más cercanas posibles y que puede proveer de agua, alimentos o atender alguna posible emergencia. Hay que recordar también que en algunas zonas se carece de cobertura telefónica. En los recorridos que señalamos indicamos algunos puntos de encuentro que podrían servir también como de evacuación o avituallamiento. A la hora de diseñar la ruta es muy importante tenerlos en cuenta.

Para acabar recordaremos que San Juan de la Cruz, cuando caminaba, lo hacía generalmente acompañado de otro fraile y con una mula o jumentillo, que les ayudaba en el transporte y la orientación.

¡Feliz Camino, andariegos!

ORACIÓN PARA EL CAMINO

“Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.
Aguas del espacio, bendecid al Señor;
fríos y heladas, bendecid al Señor.
Sol y luna, bendecid al Señor;
astros del cielo, bendecid al Señor.
Lluvia y rocío, bendecid al Señor;
vientos todos, bendecid al Señor.
Montes y cumbres, bendecid al Señor;
cuanto germina en la tierra, bendiga al Señor” (Dn 3, 57-88).

Dichos de Luz y Amor, nº 58:

“El camino de la vida, de muy poco bullicio y negociación es, y más requiere mortificación de la voluntad que mucho saber. El que tomare de las cosas y gustos lo menos, andará más por él” dice fray Juan, como queriendo comenzar a caminar…