NERPIO

www.ayuntamientonerpio.es

Track gpx

(Descargar app Android)

Track kmz

(Descargar Google Earth)

Si deseas contactar con la Parroquia La Purísima, de Nerpio, su teléfono es: 967438015

Desde Nerpio hacia El Sabinar de Moratalla

Música para tu lectura

TEXTO PARA PENSAR:

“Para lo cual se deben notar con advertencia las palabras que por San Mateo, en el capítulo 7 (v.14), nuestro Salvador dijo de este camino, diciendo así: “Quamangusta porta, et arctaviaest, quaeducit ad vitam, et paucisuntquiinveniunteam; quiere decir ¡cuán angosta es la puerta y estrecho el camino que guía a la vida y pocos son los que le hallan! En la cual autoridad debemos mucho notar aquella exageración y encarecimiento que contienen si aquella partícula quam. porque es como si dijera: de verdad es mucho angosta, más que pensáis.

Y también es de notar que primero dice que es angosta la puerta, para dar a entender que para entrar el alma por esta puerta de Cristo, que es el principio del camino, primero se ha de angostar y desnudar la voluntad de todas las cosas sensuales y temporales, amando a Dios sobre todas ellas; lo cual pertenece a la noche del sentido, que habemos dicho…

Y así, lo que dice de la puerta angosta podemos referir a la parte sensitiva del hombre, y lo que dice del camino estrecho, podemos entender de la espiritual o racional; y en lo que dice que pocos son los que le hallan, se debe notar la causa, que es porque pocos hay que sepan y quieran entrar en esta suma desnudez y vacío de espíritu. Porque esta senda del alto Monte de perfección como quiera que ya vaya hacia arriba y sea angosta tales guiadores requiere, que ni lleven carga que les haga peso cuanto a lo inferior ni que les haga embarazo cuanto a lo superior; que, pues es trato en que solo Dios se busca y se granjea, solo Dios es el que se ha de buscar y granjear.

Y así, querría yo persuadir a los espirituales como este camino de Dios no consiste en multiplicidad de consideraciones, ni modos, ni maneras, ni gustos, aunque esto, en su manera, sea necesario a los principiantes.(2S, 7, 34)

Nerpio

Orografía e itinerario: desde Nerpio hasta El Sabinar de Moratalla, 21,1 kms.

(por el Zarzalar, desvío de Vizcable hacia el Zacatín y Rincón del Sastre)

Emprendemos la segunda etapa más corta -y no excesivamente exigente- del Camino, sorprendente por el contraste de ambientes y paisajes, casi todo el recorrido por encima de los 1.000 m.

Salimos de Nerpio siguiendo el caminar del Taibilla, pronto encajonado entre los calares en el cañón del Zarzalar de unos 3,5 km. Por rudimentarios puentes de troncos y tablones, también hay uno colgante de cable de acero, cambiamos de orilla continuamente. En las partes más angostas, la senda se interrumpe a menudo teniendo que pasar suspendidos sobre el raudo fragor de las aguas, colgados de la pared por pasarelas y maromas. Huelga contar que el paso va a ser mucho más lento de lo normal. Alguien puede animarse, de buen grado o por traspié, a disfrutar del frescor irresistible de la corriente y caminar sobre el lecho de guijarros con el agua a la cintura o por la rodilla, que eso depende. Al salir del cañón, (※1) nos aguarda un ameno paisaje de bosque de ribera, acequias, un pequeño acueducto que cruza el río y una vega que se ensancha a cada paso entre huertas y nogales. Sin separarnos en ningún momento del Taibilla, a 7 km. desde Nerpio, alcanzamos la cola del pantano del mismo nombre (※2), dedicado en exclusiva a proveer agua potable a buena parte del Sureste.

 

Merece una parada este bello parajejunto al agua, entre el tarayal, salcedas y altos chopos (a veces la chopera puede estar inundada). Hasta ahora, todo ha sido suave descenso; toca subir rodeando el pantano para seguir después una senda entre un pinar de repoblación paralela a la carretera AB-507. A la altura del cruce de Vizcable (※3), nos desviamos a mano izquierda a la vieja casa de peones camineros, buen sitio para almorzar. Tomamos, pocos metros más adelante por la carretera del Sabinar, la pista (※4)que asciende entre pinares de repoblación hasta la solana de la Sierra del Zacatín. En una curva, un mirador invita a tender la mirada al embalse y, en lontananza, al impresionante circo de serranías entre las que descubrimos las que San Juan de la Cruz ha recorrido con nosotros. A 4,1 km.del cruce de Vizcable, y a 1.376 m. de altitud, punto culminante de la jornada, llegamos al límite de la Región de Murcia, término de Moratalla. Desde aquí, 2,6 km.de descenso entre el bosque de pino, encina, sabina y denso matorral, hasta la aldea de Rincón del Sastre.

Nerpio

Sólo restan 3,6 km. para El Sabinar, y recorremos esta llanura por veredas (※5) entre almendros, plantas aromáticas y ejemplares dispersos, recios y vetustos, de sabina albar, en su emplazamiento ibérico más meridional.

[Existe una opción más corta por la carretera de las Bojadillas hacia Arroyo Blanco, salir a la MU-702; volver a la pista de Arroyo Tercero y, por el bosque de sabinas al Sur de la MU-702, llegar al Sabinar.]

El espacio entre los puntos (※1), (※2) y (※3) es accesible en todo momento desde la cercana  AB-507

(※4)  La pista que parte del cruce de Vizcable, sube al Zacatín y llega a Rincón del Sastre, es accesible para un vehículo

(※5) Los caminos de Rincón del Sastre al Sabinar son accesibles desde la carretera MU-702

Nerpio

Dichos de Luz y Amor

Nerpio: la sierra invita a la soledad, una soledad que se ofrece como si fuera un espejo, bordado en cenefas de dulzura y pureza, la misma de los diminutos seres que pululan vivificando el espacio que hay entre tú y el horizonte. La montaña agreste, la dureza del frío, la pureza del agua… son manantiales pacificadores, de vida y esperanza. Dice fray Juan de la Cruz… 

El camino de la vida, de muy poco bullicio y negociación es, y más requiere mortificación de la voluntad que mucho saber. El que tomare de las cosas y gustos lo menos, andará más por él.(D, 58)

No pienses que porque en aquél no relucen las virtudes que tú piensas, no será precioso delante de Dios por lo que tú no piensas.(D, 62) 

Hable poco, y en cosas que no es preguntado no se meta.(D, 168)

Desde Nerpio hacia Santiago de la Espada

Música para tu lectura

Una característica en el caminar de Fray Juan era su rectitud. Cuando lo hacía entre Beas y Caravaca iba siempre por el camino más corto de lo que pudiera conocer. No se entretenía.

Extracto del artículo DE BEAS A CARAVACA, De viaje con Juan de la Cruz, de fray Guido Roascio. Vida, palabra, ambiente de SAN JUAN DE LA CRUZ, Editorial de Espiritualidad, 1990.

El santo conoce muy bien el camino, lleva consigo a un religioso que lo acompaña, y un machuelo para llevar pesos y alguna vez también en el llano proporcionar un poco de alivio a uno u otro de los caminantes.

De madrugada, sale fray Juan por la llanura de Beas, con valles y laderas de cultivo: terreno verde, viñas, olivos. Va a pie, con calzado suelto o medio descalzo, desprotegido frente al sol, la lluvia y el viento. Más adelante empieza la subida: senderos de montaña, sierras, escarpadas. “Ellos” lo sienten con los pies, el tacto, el cansancio, el sudor, los resbalones, las caídas.

Se echa encima la noche, y hay que pensar en acomodarse en alguna posada del montón. Es un diario de 40 o 50 km. Pequeños descansos han interrumpido el andar, para tomar algo, descansar mirando a las sierras del horizonte, o a los abismos que se abren bajo sus pies. Estas noches podrían ser un alivio, si las posadas estuvieran en condiciones mínimas de calma y salubridad. Pero hay que contentarse con lo que ofrecen. Se las arreglan para encontrar tiempo, un poco de silencio, para hacer su oración, rezos, penitencias. Para ellos, los días de viaje no son excepción o paréntesis que se pase de cualquier manera, en espera de volver a la vida conventual. Son días normales, una actividad que ocupa gran parte del año, y que por tanto hay que vivir religiosamente, lo mismo que cuando están en casa.

A la mañana siguiente, con la fresca, otra vez en camino: senderos empinados, curvas, se hace más rara la vegetación. Van en silencio, algún rato leen. Fray Juan canta con frecuencia canciones conocidas o melodías de su repertorio. Son días largos y monótonos. El paisaje, en esas condiciones, se vive, pero no se contempla… siguen caminando. Se divisa Hornos, una localidad asentada en lo alto. Pontones, Santiago, Nerpio… Cuatro días después, llegan con su ritmo normal. No se muestran afectados por el camino, ni entusiastas del paisaje. Simplemente han venido a visitar a las dos comunidades, una de frailes y otra de monjas, que el Carmelo reformado tiene aquí.

Ellos, durante el viaje se han fijado poco en el paisaje, pero han vivido en contacto con el mundo circundante, con otros caminantes; han entrado en contacto con la gente de los pueblos que atraviesan y las historias que se cuentan; a veces, les toca también presenciar amores y reyertas en las posadas; se han caído y herido dos veces; tuvieron que pedir pan…En definitiva, han vivido una prolongación de su vida conventual, con horarios y ejercicios similares, a lo largo del camino.

Para fray Juan, los caminos largos constituían una forma de silencios largos, de días en el campo, de espacios mentales despejados y libres de estudios y de afanes. Momentos fecundos, que permitían a ideas y experiencias calar hasta el fondo y germinar.

Orografía e itinerario: desde Nerpio hasta Santiago de la Espada, 33,3 kms.

33,3 km. (opción por Pincorto) y 30 km.(sin pasar por Pincorto).

Afrontamos la segunda etapa más larga y nos la planteamos con un descanso para la comida a mitad de jornada para llegar a Santiago bien entrada la tarde. Si salimos muy temprano y a oscuras, es recomendable ir por la carretera AB-5014 que va a hacia Pedro Andrés hasta que claree. Si salimos al amanecer, empezamos por la AB-5014; cogemos ala izquierda la carretera de Chorretites durante 1,37 km. (※1)y nos desviamos a la derecha a un camino que baja hacia el Plantón del Covacho (el tronco de un enorme nogal).

Volveremos a la carretera AB-5014 durante 1,8 km. y saldremos de esta hacia el camino a mano izquierda que pasa por Los Enebros, complejo de turismo rural. Nos internamos unos 2 km. en el bosque de ribera del Taibilla, fresco y umbrío de chopos, sauces, saúcos, fresnos y alisos, entre huertas y nogales de afamado fruto. En los escarpes del valle podemos avistar el buitre o la cabra montés. Pedro Andrés, a 8,3 km.de Nerpio (※2),está pasado el Castillo de Taibona o Taibilla (se rodea saliendo a la carretera y, antes del Puente del Raposero, un camino a la derecha, pasando por La Tercia y se regresa a la carretera).Nos recibe el aroma delicioso a horno de tahona; en una placita podemos reponer agua. 

De Pedro Andrés hacia el valle de Huebras hay una carretera sin denominación oficial que llamaremos “H”⁎; la tomamos hacia el Oeste hasta la aldea de Cortijo Nuevo, que rodeamos por el Sur saliendo a un camino hacia la izquierda. Al volver al asfalto, vamos a la derecha y, enseguida, junto a una explotación ganadera, tomamos un camino a la izquierda que llega en 1,6 km. de Cortijo Nuevo a las Quinterías (※3), singularísima aldea abandonada donde el valle se angosta entre paredes verticales, emplazada en un gran abrigo rocoso. Evoca construcciones de antiguos poblados indios en Mesa Verde (Colorado, Estados Unidos).Un incipiente Taibilla corre entre chopos y nogueras por estos parajes del valle que se abre. El camino lleva a una pista que cogemos hacia la izquierda (※5) y sube 5,5 kms. serpenteando entre pinares un desnivel de 200m hasta Pincorto (※6),grupo de caseríos sobre una alta loma a 1.532 m. Ahora,por una ancha pista, bajamos casi 3 km. un desnivel de 100m. hasta llegar auna espesa alameda, buen lugar para comer y un buen descanso (※7),frente al Cortijo de Simón, al pie de la carretera “H”. Cruzamos la carretera “H” y subimos una loma pelada dejando a la derecha el Cortijo Simón y pronto, al llegar a una pinada, alcanzamos una amplia pista que seguiremos hacia la izquierda, cerrando a nuestro paso cercados de ganado. Nos espera un trecho llano por estas alturas sin sombra. Tras 2,4 km.de pista, salimos de ella campo a través hasta alcanzar en la Sierra de Huebras un paso (※8) a 1.575m. (mayor altitud de la etapa) hacia la otra vertiente Norte hacia el Zumeta. Se otea un amplio horizonte del valley lejanas sierras al Sur como la Sagra, Guillimona, las Cabras, Castril, etc.                                                                              

Seguimos bajando por senda por una zona boscosa: se trata dela Cuesta de Pimporro, un viejo camino de herradura en descenso durante 4,2 km. En el Riscal, un llamativo peñascal, se puede hacer un alto y otear el paisaje. Desde aquí la senda de bajada zigzaguea con más pendiente mientras nos acerca al hermoso cañón del Zumeta; observamos algún muro de contención de piedra seca en vaguadas y taludes. Llegamos, poco antes de que se encaje entre montañas, a las orillas del Zumeta(※9), límite entre Jaén y Albacete. Hemos de vadear sus aguas frías y seguir 2,4 km.por la Vega de Santiago entre huertas y labranzas para subir los 170 m. de desnivel hasta Santiago de la Espadaa 1.339m.  

Nerpio

[ Existe otra posibilidad sin pasar por Pincorto –que ahorra 3,35 km.- para ir desde las Quinterías hacia la pista con las cercas ganaderas a la altura del Cortijo de Simón: saliendo de las Quinterías, hallamos una pista y, en vez de coger a la izquierda a Pincorto, echamos hacia la derecha durante 1,2 km.(※5); llegamos a la carretera “H” y la seguimos a mano izquierda 3 km. hasta los Cortijos del Pozo, donde la abandonamos para coger el camino a la derecha (※4) que nos lleva a la pista con los cercados ganaderos tomando la primera bifurcación a la izquierda]

[Existen opciones de alojamiento cerca de Nerpio como Covaroca, lo que alargaría la etapa 6 km. (※10)]

(※1) A 0,25 km. del cruce entre la salida de Nerpio con la circunvalación, nos desviamos dirección Chorretites                                                                                                                                           

(※2)  La carretera AB-5014 entre Nerpio y Pedro Andrés corre paralela muy próxima a la senda junto al Taibilla llamada “Ruta de los nogales centenarios”. Podemos acceder en coche desde los kilómetros (contando desde Nerpio) 2,37 hacia el Plantón del Covacho, 4,17 y 5,24 hacia los Enebros; luego en el km.7 cerca del castillo de Taibilla o Taibona.

⁎Carretera “H” es la que va del km.91 de la A-317 en Jaén hasta la AB-5014 saliendo a Pedro Andrés

(※3) Un camino accesible se acerca a las Quinterías: partimos de la carretera “H” a la altura de Cortijo Nuevo, desde allí sale una carretera hacia el Sur, y a 500m. nos desviamos por un camino que sale a la derecha y es accesible en coche hasta casi 1 km.

(※4) El otro acceso a esta varianteva desde la carretera “H” saliendo de Cortijo Nuevo a 4,8 km. hay que entrar en la pista a la derecha.  En la carretera “H” se encuentra el Cortijo de Simón (※7); desde aquí a Pincorto (※6) y este desvío (※5), vamos por pista accesible para un vehículo; el último punto (※5) dista de la carretera “H”1,6 km saliendo a dicha carretera a 3,1 km. al oeste de Cortijo Nuevo.                                                               

(※8) Para acercar un coche a la zona entre el alto de la Sierra de Huebras y donde cogemos la pista con cercados para el ganado, primero tomamos la carretera “H” que sale del km.91 de la A-317 hasta Pedro Andrés, y a los 5,6 km. en ese sentido, (entre el caserío de Huebras y el de Los González) sale una pista a la izquierda y recorremos 1,2 km si no hay ganado, la pista con cercados es accesible y sale a (※4).         

(※9) Desde la variante sur de Santiago por los carriles que bajan a la vega.                                                                        (※10) En este caso, habría que salir de Nerpio hacia el Sabinar por la AB-507 y, a 2,1 km salir a la derecha dirección las Bojadillas 3,5 km.

Nerpio

Dichos de Luz y Amor

“Más estima Dios en ti el inclinarte a la sequedad y al padecer por su amor que todas las consolaciones y visiones espirituales y meditaciones que puedas tener”  (D, 14).

Nerpio