PONTONES

www.santiagopontones.es

Track gpx

(Descargar app Android)

Track kmz

(Descargar Google Earth)

Si deseas contactar con la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, de Pontones, su teléfono es: 953438215

 

Desde Pontones hacia Santiago de la Espada

Música para tu lectura

1587:

“El padre fray Juan quiere aprovechar para llegarse a Caravaca, y allá van directamente, con ánimo de continuar desde allí a Madrid y a Pastrana… Pero estando en Caravaca recibe carta de un padre de Baeza en la que le pide que antes de ir a Castilla se vuelva por allí, porque un grave asunto requiere su presencia. El padre fray Juan y su compañero desandan el camino, un mal camino de más de treinta leguas, y se presenta en el Colegio de San Basilio. Se entera de lo que ocurre y ve que no es nada: le han hecho venir sin motivo. Pero no se molesta; reprende paternalmente al religioso, que ha visto culpa donde no la hay, y emprende tranquilamente el viaje a Madrid y a Pastrana -1587-. Ni una palabra ociosa, ni una conversación baladí le oye el padre Luis de San Jerónimo en todo el largo camino de más de dos meses.”[1]

El trayecto entre Pontones y Santiago de la Espada es el centro, el corazón de la totalidad de este camino entre Beas de Segura y Caravaca de la Cruz.

San Juan de la Cruz, desde este corazón que como tal también él lo vivió, nos invita a:

– salir de la desesperanza

– buscar al Dios que nos da motivos para esperar

– hacer el camino envueltos en la luz

[1] “Vida y Obras de San Juan de la Cruz”, Crisógono de Jesús O.C.D., Matías del Niño Jesús O.C.D. y Lucinio Ruano O.C.D., sexta edición BAC Madrid 1972.

p.261

Pontones


Porque, dice San Juan de la Cruz: «SÓLO, SÓLO AMOR, SÓLO EL AMOR DA VALOR A LAS COSAS EL AMOR »

– Nos presentamos ante el Señor con un corazón pobre y disponible:

 “Sólo mira que tu conciencia esté pura, y tu voluntad entera en Dios, y la mente puesta de veras en él” (3S, 40, 2)

– Buscamos al Dios vivo que recrea y enamora la vida.

“¡Oh Señor Dios mío! ¿quién te buscará con amor puro y sencillo que te deje de hallar muy a su gusto y voluntad, pues que tú te muestras primero y sales al encuentro a los que te desean?”(D, 2)

– No venimos solos a este encuentro, traemos los gozos y esperanzas, las fatigas y angustias de los hombres y mujeres que margina nuestra sociedad:

“He aquí, pues, todo lo que Jesús exige de nosotros. No tiene necesidad de nuestras obras, sino sólo de nuestro amor. Porque ese mismo Dios que declara que no tiene necesidad de decirnos si tiene hambre, no tiene reparo en “mendigar” un poco de agua a la Samaritana. Tenía sed… Pero al decir “dame de beber”, lo que estaba pidiendo el Creador del universo era el amor de su pobre criatura. Tenía sed de amor…”[1]

[1]“Historia de un alma”. Santa Teresita del Niño Jesús. Editorial Monte Carmelo, 2012. págs. 223 y 224

 

Orografía e itinerario: desde Pontones hasta Santiago de la Espada, 21 kms.

21,7 km. (opción larga) y 17,7 km. (opción corta por Arroyo Zumeta)

Es la etapa más corta y llevadera al no tener que salvar grandes desniveles; además transcurre íntegramente por tierras a más de 1.300 m. de altitud amortiguando el calor estival y extremando el rigor del frío invernal. Al salir de Pontones, cruzamos la A-317 en dirección NE; tomamos una senda casi 4 km. en paralelo al río Segura que puede contemplarse asomándonos unos metros a la izquierda al reborde acantilado que ofrece excelentes vistassobre el valle donde se encaja, entre bosques de ribera. Si queremos (visita opcional), a4,3 km. del inicio, podemos desviarnos a la izquierda para admirar la Cueva del Agua a unos cientos de metros. De no ser así, seguimos a la derecha 3,2 km. hasta encontrarnos, a 7,5 km. del inicio de etapa, con la carretera que va a Poyotello (※1). Nosotros la tomamos en dirección contraria atravesando la Hoya del Toro donde pasta el ganado entre altas lomas. Es aquí donde, pisando asfalto y sin echarlo de ver, está la mayor altitud de todo el Camino de S. Juan de la Cruz, quedando a 1.640 m.

Salimos a la A-317 que cruzaremos para luego atravesarlas espesas choperasde Cañá Hermosahacia la otra vertiente del valle; si hay ganado en los vallados, debemos avanzar hacia la izquierda por el arcén de la carretera durante 1,8 km. hasta rodear las choperas(※2). A su sombra podemos almorzar.

Ya repuestos, nos alejamos de la carretera a las cercanas alturas hacia el Sur para bajar por las Eras de Pedro Blázquez(※3), terreno despejado sin sombra. Desde aquí se ofrecen dos posibilidades para salir al mismo sitio, el Molino y el Cortijo de la Tejera: a la izquierda la primera, más corta y directa por Arroyo Zumeta, con 2,7 km. por un estrecho valle;a la derecha, la otra opción -6,8 km. de antiguo camino de herradura bien arreglado-consiste en rodear el Alto del Pie de Oveja que dejamos a la izquierda mientras a mano derecha vemos el profundo barranco de la Mata Negra y el imponente pico del Almorchón de 1.914m, antes de llegar al Mirador de la Vega con una magnífica vista de los extensos campos de Santiago, las vegas de río Muso, río Frío, Zumeta y aldeas como La Matea, los Ruíces, Huerta del Manco, los Atascaderos, los Teatinos, etc.                                                          Desde el Molino y Cortijo de la Tejera, cruzamos sin dificultad el escaso caudal del Zumeta y una pista(※4)de apenas 1,4 km. nos deja en la gasolinera de Santiago.

(※1) Accesible desde km. 64 de la A-317

(※2) Entre km. 64 y 65,5 de la A-317

(※3) Por la pista que sale del km. 66,4 de la A-317

(※4) Se accede desde la gasolinera.

Pontones

Dichos de Luz y Amor

Pontones. Toda esta tierra es un canto a la pureza. Al vigor, al agua pura, la cristalina fuente que hay en tu corazón. Dice fray Juan de la Cruz en sus Dichos de Luz y Amor…

Más quiere Dios en ti el menor grado de pureza de conciencia que cuantas obras puedes hacer(D, 12) 

El alma enamorada es alma blanda, mansa, humilde y paciente.(D, 29) 

Si purificares tu alma de extrañas posesiones y apetitos, entenderás en espíritu las cosas; y si negares el apetito en ellas, gozarás de la verdad de ellas entendiendo en ellas lo cierto.(D, 49)

Todo un camino para la pureza, para limpiar nuestro corazón…, puede ser un buen momento para el sacramento de la Confesión, de la Reconciliación…

Desde Pontones hacia Hornos de Segura

Música para tu lectura

DESCUBRE LA NOCHE OSCURA con San Juan de la Cruz

Cuando llega la noche oscura alcanza todo tu ser; se oscurece tu capacidad de comprender lo que estás viviendo, te sientes torpe para amar, no recuerdas los momentos de luz; tu vida parece un callejón sin salida.

– La experiencia más dolorosa es pensar que Dios te ha abandonado, que se ha ido de tu vida, su Luz y su calor. “¿Qué respuesta dar a tantos interrogantes como se nos presentan? Una vez me intentaban convencer: “no existe Jesús, te has engañado, no le importas”. Me quedé estremecido de miedo, de temor, de espanto. Era lo último que me podía pasar” (F. Bellido)

– Lo que en realidad sucede es que Dios interviene tu vida para hacer de ti una mujer o un hombre nuevo, renacido/a y conducido/a por el Espíritu, con más capacidad de esperanza, con una libertad que ninguna fuerza terrenal puede arrebatar, con una serenidad ante el dolor y la muerte a la espera de una promesa eterna,  con una entrega confiada al Señor de nuestras preguntas. Las necesidades fundamentales del ser humano, amar y ser amado, brotan con nueva frescura.

Sal fuera y gloríate en tu gloria, escóndete en ella y goza, y alcanzarás las peticiones de tu corazón. Sal fuera de tus deseos de corto alcance, sal de tu círculo de cortas expectativas a medio plazo y sin impulso, sal de tu corto plazo y de tu corto alcance. No reduzcas aún más el tamaño de tus esperanzas. Da alas a tu esperanza, porque esperanza de cielo tanto alcanza cuanto espera

En este Camino puedes valorar lo que tienes y dejar todo lo que no da sentido a tu vida…, aprovecha, si eres cristiano, la virtud del sacramento de la reconciliación…

San Juan de la Cruz escribe, para meditar, en su poema “Tras de un amoroso lance”:

Tras de un amoroso lance,
y no de esperanza falto,
volé tan alto, tan alto,
que le di a la caza alcance.

Para que yo alcance diese
a aqueste lance divino,
tanto volar me convino
que de vista me perdiese;
y, con todo, en este trance
en el vuelo quedé falto;
mas el amor fue tan alto,
que le di a la caza alcance.

Cuanto más alto subía
deslumbróseme la vista,
y la más fuerte conquista
en oscuro se hacía;
mas, por ser de amor el lance
di un ciego y oscuro salto,
y fui tan alto, tan alto,
que le di a la caza alcance.

Cuanto más alto llegaba
de este lance tan subido,
tanto más bajo y rendido
y abatido me hallaba;
dije: ¡No habrá quien alcance!
y abatíme tanto, tanto,
que fui tan alto, tan alto,
que le di a la caza alcance.

Por una extraña manera
mil vuelos pasé de un vuelo,
porque esperanza de cielo
tanto alcanza cuanto espera;
esperé solo este lance,
y en esperar no fui falto,
pues fui tan alto, tan alto,
que le di a la caza alcance.[1]

[1]Tras de un amoroso lance, S, Juan de la Cruz. Poema completo.

Pontones


Orografía e itinerario: desde Pontones hasta Hornos deSegura, 22,7 kms.

Nos internamos en el corazón más profundo y boscoso de la Sierra de Segura -de particular belleza paisajística-por pistas, sendas y caminos de herradura en relativo buen estado.                                                   

Tras coger agua fresca para el camino en el pilón de la cabecera de la iglesia, partimos de Pontones -en realidad de Pontón Bajo- a 1.333m. de altitud. Allí cruzamos el río Segura para coger la senda que, por el umbroso bosque de ribera,conduce a Pontón Alto.Desde aquí,cogemos un camino que sube1,7km. a la aldea de Casas de Carrasco (※1). Luego, una senda sube hacia el Noroeste entre vegetación almohadillada del cojín de monja; pronto, a 4,4 km. del inicio de etapa, se alcanza su punto más alto a 1.476m.Ya entre pinares y algún quejigo, arce y manchas de helechos, la senda sigue-casi otros 2 km.- por un cordel que ofrece espectaculares vistas a levante y poniente. Llegadosa un claro a 1.250m. con algún gran pinoal pie del cerro de Montalvo, llamado Collado Montalvo o de Martín Caro (※2),nos espera una larga bajadapor un antiguo camino de herraduraque zigzaguea entre el bosquede pinos, encinas y quejigos. Hacia el Sur corta el horizonte el característico perfil del roquedo de Peña Mujo. Pronto se llega a Las Hazas a 1.117m. antigua casa forestal en ruinas, cuyos altos y afilados cipreses permitían ubicarla desde lejos entre el inmenso bosque que abarcatodo lo que nuestra mirada alcance a la redonda.En 2 km. más, nos plantamos enla aldea abandonada de La Agracea a 870m., una de las muchas cuyos habitantes fueron desalojados tras la expropiación forzosa que conllevó la declaración de coto nacional, con el achaque de la repoblación forestal de la cuenca del Tranco. Se expulsó a unas 2.000 personas sin miramientos[1].                                                     

De La Agracea, una pista bajaen 1,8 km. al Arroyo Montero a 709 m., anunciado por el creciente ruido de unas cascadas. Cerca del puente, hay que desviarse a la derecha para cruzarlo(algo oculta a unos metros a la derecha, hay una represa con una cascada). Nos espera una fuerte subida de 2,5 km. hastala barrera que cierra la pista en Collado Montero a 922m. (※3), donde conviene un descanso.De Collado Montero, la pista conduce, 3 km. más abajo,hasta la aldea de La Platera (※4),disfrutando de hermosos horizontes de las sierras y el azul del pantano del Tranco en lo hondo, entre olivares y bosque mediterráneo con ejemplares de cornicabras y madroños.De La Platera,a cinco minutos en coche desde Hornos, baja el camino entre olivos, pinos y encinas. Al llegar al asfalto, debemos ir a la derecha por la curva que bordea una de las colas del pantano del Tranco a 650 m., punto más bajo del recorrido.

Saldremos de la carretera a la derecha para iniciar la última y exigente subidade más de 2 km.,pasando por las balsas en desuso de las viejas salinas (Casa de la Alfarería), hacia los 870m. de Hornos.

(※1) Muy próxima al km.54 de la A-317

(※2) En coche, una tortuosa pista llega al caserío de Montalvo desde el km.52,5 de la A-317 salida La Ballestera. Desde el Collado de Martín Caro el andariego puede acercarse a Montalvo por el Collado de la Romana, unos 600m. hacia el sur y buscar un camino a la izquierda.

(※3) (※4) De Hornos a la Platera desde la A-317 se puede acceder a las pistas que recorremos hasta Collado Montero.  

[1]2 Fueron muchas las aldeas que sufrieron el despoblamiento, por unos u otros motivos. Para su memoria, en la fachada del ayuntamiento de Pontones encontramos una enumeración de éstas, que queremos recordar.

Posiblemente algunas de estas aldeas, o los lugares que las originaron, vieran los pasos de fray Juan de la Cruz:

La Agracea, Aguaderico, Alguaciles, Archites, Antuñedo, Ballestera, Cabañas, Cabañuela, Canalejas, Casas de Carrasco, Centenares, Cerezuela, Espumaredas, Fuente del Biezo, Fuente Segura, Goldines, Hoyas de Albardía, Hoyazo, Huelgas, Huelguecillas, Lagunillas, Loma de los Asperones, Majá las vacas, Malezas, Monsegoso, Mirabuenas, Miravete, Mojoque, Montalvo, Montero, Nijales, Padilla, La Parrilla, Periquillos, Los Pinares, Pontón alto, Pontón bajo, San Román, Solana de Padilla, Teinada, Zahurdillas…

Pontones

Dichos de Luz y Amor

El que de los apetitos no se deja llevar, volará ligero según el espíritu, como el ave a que no falta pluma.(D, 23)

Un solo pensamiento del hombre vale más que todo el mundo; por tanto, sólo Dios es digno de él. (D, 35)

Para lo insensible, lo que no sientes; para lo sensible, el sentido; y para el espíritu de Dios, el pensamiento. (D, 36)

Pontones